4 divertidas ideas que puedes hacer con McCormick

En las vacaciones de verano qué mejor manera de aprovechar el tiempo que creando, reciclando y compartiendo con los pequeños del hogar. Esta vez te traemos cuatro ideas divertidas que puedes hacer con productos y envases McCormick, ¡Verás como le encantarán a todos en casa!

  1. Alcancía

Fomentemos la importancia del ahorro con estas divertidas alcancías. Lo único que necesitas es:

Primero debes hacer una ranura en la tapa del frasco (Recuerda que lo mejor es que este paso lo realice un adulto). Pinta el bote con pintura mate y deja que seque completamente. Una vez la superficie del frasco esté limpia y seca puedes comenzar a pegar con silicón los animales de foami. Procura que estos se peguen bien para luego decorar con plumones, dibujando burbujas, algas y lo que se te ocurra. ¡Y listo, ya tienes una alcancía marina!

 

  1. Botes con animalitos

¿Necesitas un lugar donde guardar dulces, accesorios o juguetes pequeños? Te damos una idea:

 

Busca un frasco vacío y limpio McCormick. Con el silicón pega sobre la tapa del frasco un animal o una figura que le guste a los pequeños en casa. Pinta solo la tapadera con el muñeco, de un solo color (Puede ser con pintura en spray). Coloca un sticker para identificar cada uno de los frascos y ya están listos. ¡Ahora cada cosa estará en su lugar!

 

  1. Terrarium jurásico

Juguemos a crear un pequeño mundo para los amantes de los dinosaurios que tenemos en casa. Para ello necesitas:

Llena el frasco con las piedras hasta el nivel que desees. Coloca la tierra y planta la suculenta y los otros arbolitos artificiales. Agrega dinosaurios, más piedras y pequeñas ramas para ambientar. Deja el frasco abierto para que la suculenta reciba el aire y sol necesario. ¡Y ya tienes tu pequeño terrarium jurásico!

 

  1. Slime

Desestrésate con slime, una plastilina no tóxica hecha especialmente para los niños. Para hacerlo necesitas:

Primero, vierte el aceite, la sal y el Cremor Tártaro McCormick en la harina. Revuelve y agrega poco a poco el agua. Coloca la mezcla en una cacerola y a fuego lento revuelve hasta que se consuma el agua; verás como una masa se va formando poco a poco. Una vez solo quede la masa, retira del fuego y deja que enfríe y amasa. Agrega unas gotitas de colorante o de brillantina, sigue amasando y ¡Listo! Solo no olvides guardarlo en un frasco McCormick para garantizar su frescura por más tiempo.

 

¿Qué te parecen nuestras ideas para manualidades? ¿Tienes más ideas en mente? ¡Nos encantaría que nos compartieras tus mejores ideas!

No olvides hacer más momentos divertidos y de sabor con nuestros productos McCormick.